A 31 de marzo, el margen de solvencia de las aseguradoras españolas, superó casi en 2,9 veces la cuantía mínima legal, según ICEA. En Vida, el margen alcanzó el 214% sobre el mínimo, mientras para No Vida fue del 383%.

Este margen, es el patrimonio propio no comprometido del que disponen las aseguradoras para hacer frente a las posibles consecuencias económicas no previstas de sus actividades.

Según los datos del órgano de control, el resultado del margen de solvencia era de 21.702 millones de euros al cierre de marzo.